Sobre Nelumbo

¿Qué nos hace diferentes?

NELUMBO ha nacido de una real vocación de servicio y amor por el arte en pos de la felicidad de las personas.

Nos enorgullece decir que nuestro camino es genuino y nuestra trayectoria y formación abala fuertemente la posibilidad de lograr los resultados esperados por los alumnos que sentirán desde el primer momento, un trato especial que le inspirará confianza y comodidad para buscar su camino.

Estudiando técnicas específicas, formándonos a conciencia, y con mucho compromiso, hemos desarrollado un modo de trabajo propio, que hace foco en el individuo, en clases grupales con ejercicios especialmente diseñados o adaptados a partir de las artes escénicas, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas. El foco no está en el aprendizaje, necesariamente, de las técnicas de la actuación sino de su uso para el bienestar personal de los alumnos.



Acerca del nombre

La flor de loto o rosa del Nilo (Nelumbo) se considera una planta sagrada. En el Antiguo Egipto los lotos representan la resurrección, porque el loto emerge resplandeciente desde las profundas aguas.

La flor de loto tiene la capacidad de sobrevivir en entornos difíciles, como las zonas pantanosas, de allí que sea frecuentemente asociada con los complejos procesos vitales que debe enfrentar el ser humano. Y es famosa la longevidad de sus semillas, que pueden germinar después de diez siglos.

En Nelumbo respiramos arte y nos basamos en las artes escénicas para ayudar a las personas a encontrar la mejor versión de sí mismas. Porque el arte cura, reúne, dignifica y nos ayuda a emerger resplandecientes.

Por eso somos Nelumbo.